marcas
Más... less
precio
Filtrar

Como norma general, pasada la edad de los 30 años se comienza a hacer uso de las populares cremas antiarrugas y antiedad, productos que se consideran fundamentales para mantener la juventud y la belleza durante más tiempo.

Este must imprescindible en la rutina diaria dedicada al cuidado personal ofrece un mercado enorme donde elegir. Esto obliga a leer en las características de cada producto a qué tipo piel está destinado. Es posible elegir el tipo de crema según una marca determinada, si es para hombre o para mujer, con relación a la edad que se tenga… aunque los expertos insisten en señalar que lo verdaderamente importante es conocer el tipo de piel que se tiene (mixta, grasa o seca).

CREMA FACIAL ANTIARRUGAS ALOE 50ML

BABARIA

crema facial...

crema nutritiva antiarrugas

8,79 € 6,99 € -20%

Crema nutritiva antiarrugas

AGE PERFECT GOLDEN AGE CREMA ROSA FORTIFICANTE DiA 50ML

L'OREAL

age perfect golden age...

crema pieles maduras y apagadas

16,90 € 13,95 € -17%

Crema pieles maduras y apagadas

Q10 POWER CREMA DE DiA ANTIARRUGAS SPF30 50ML

NIVEA

q10 antiarrugas power...

crema de día antiarrugas

10,49 €

Crema de día antiarrugas

BELLA CREMA MULTI PERFECCIONADORA PIEL MIXTA GRASA 50ML

BELLA AURORA

bella crema...

crema de día multiperfeccionadora para piel mixta-grasa

45,80 € 34,95 € -23%

Crema de día multiperfeccionadora para piel mixta-grasa

Tipos de cremas antiedad y antiarrugas

En cualquier caso, dentro de la proyección comercial que se realiza de estos productos de estética corporal, el mercado ofrece diferentes composiciones en función de las necesidades personales de cada consumidor.

1.      Según la edad

En este sentido, podemos encontrar cremas antiedad y antiarrugas según la edad y, dentro de esta categoría, subdivisiones correspondientes a una edad de 20 años con filtro solar, de 24 a 40 con ingredientes emolientes, de 50 a 60 con colágeno y ácido hialurónico.

2.      Según la textura

Como ya se ha comentado anteriormente, el tipo de piel que se posea es el primer factor que determinará el tipo de crema a usar. Este aspecto determinará la textura del producto, es decir, si se tiene piel seca, la loción a utilizar será cremosa, untuosa. Si, por el contrario, la piel es grasa, lo mejor será evitar cremas con texturas oleosas, aceitosas. Para este tipo de piel, lo más aconsejable será usar aquellas cremas antiedad que tengan una textura más ligera.

3.      Según el objetivo

Así mismo, otra forma de elegir el tipo de cremas será si se prefieren resultados para el día, para lucir joven y radiante durante las horas de actividad, o si se usan para limpiar y rehabilitar el desgaste sufrido durante la jornada. Para el cuidado de la piel no queda duda de que será la crema aplicada antes de ir a dormir la más eficaz, pues podrán dedicarse las horas de sueño a llevar a cabo esta función reparadora sin sufrir daños del entorno, como la contaminación, las radiaciones solares, la humedad…

4.      Según la composición

Aún cabría otra opción más, que es la que se refiere a un tipo de composición química y sintética frente a otra crema antiarrugas y antiedad de componentes 100 % naturales. Este tipo está especialmente recomendado para pieles más sensibles, eliminando posibles efectos secundarios y, además, siguen la tendencia global de ser respetuosas con el medio ambiente.

Forma general de uso de las cremas antiedad y antiarrugas

Para lograr un efecto óptimo en cada aplicación de una de estas cremas se deberá seguir siempre una serie de pasos fundamentales, independientemente del tipo de piel o edad que se pose e incluso el tipo de crema elegida.

El primero será una limpieza en profundidad, con un exfoliante o gel limpiador, seguirá la aplicación de un sérum (para manchas, flacidez, arrugas…), más una crema (tensadora, iluminadora o antioxidante), siempre según el tipo de piel.

Para la noche, lo más aconsejable es recurrir a las cremas antiarrugas, ya que al llevar componentes más potentes no deben exponerse a la acción del sol. De forma general, se aplicará con un suave masaje, siguiendo las líneas de tensión de la piel o langhans.

Producto añadido a Lista de Deseos
Consentimiento de cookies